lunes, 24 de junio de 2013



LA DESNUDEZ DE TU ALMA...

Tu rostro ruborizado por el misterio,
Mis ojos vigilantes al movimiento de tu cuerpo,
Mientras lentamente y con desazón,
Vas aliviando tu ser del peso de la razón.



Ya tu camisa y pantalón descansan en las escaleras,
Tus muslos desnudos al compás de los pasos de tus pies,
se acercan expectativos a mis manos aceleradas,
Por rozar sin dudar, tu aterciopelada piel.



Ver tus miedos y tu cuerpo desnudo,
Acoplándose al mío; albergado de curiosidad,
Desea abrigarte con sus alas de culpabilidad,
Volverte hombre en mí y ser mujer en ti.


Caricias y besos derrochados en toda la habitación,
Hacen de ese momento, inolvidable resurgir,
De una locura deseable, de una ligera pasión,
Que invade mis sueños cada noche de sutil sentir.



Mi mente y mi consciencia no son impedimentos ya,
Ahora que la desnudez de tu alma,
Me ha enseñado a amar,
Sin miedo al que dirán.


Siempre estará entre mis suspiros traviesos,
Tu cuerpo descubierto,
Al que mis deseos cubrirá,
En mis noches de desalmada soledad.









No hay comentarios:

Publicar un comentario