lunes, 1 de julio de 2013

¿Y me preguntas de dónde vengo?


Vengo de donde hay reflejos de tus raíces,
Donde el sudor de tus aromas, 
Hacen a mi tierra fértil, soñar.

Vengo de las manos ajadas, por las caricias desperdiciadas,
Allí donde se esconde tu tierna calidez,                                          
De tomar mi frágil ser.

Vengo de sorbos mezclados con la saliva de tu sabor,
Vengo y voy en las papilas de tu lengua.
Quisiera ser lo que disfrutan tus delicias.

Vengo del movimiento lento y pausado de tus piernas,
De ese compás que hace danzar, tus huellas,
Sobre el camino de mis destinos.

Vengo del infierno de tu alma encendida,
De remordimientos ignorados, de pecados olvidados,
Soy la sombra de salvación de tus pensamientos 
Donde quiero vivir, morir y resurgir.

Y... aún así me preguntas ¿De dónde vengo?
Es simple vengo de tu roto corazón.



No hay comentarios:

Publicar un comentario