lunes, 31 de marzo de 2014

A(MAR)…



Hoy el mar suspiró un silencio,
un silencio que supo a tormenta,
a tormenta tierna pero violenta,
a tormenta enfadada pero calmada.

 Ese silencio me recordó
la mirada de tu mirada,
 que estuvo siempre sumida
en un mar de dudas saladas y cansadas.

Quise preguntarle a ese silencio
por tu cabello, por tu cuerpo
y  una ola espumosa me susurró,
“se fue con la humedad del sol.”

El mar comenzó a sollozar
y yo con mis lágrimas pretendía
 estancar su imparable caudal,
sin saber que en realidad,
era mi llanto el que quería consolar.

 Ahora sumergida en el mar,
escucho su silencio suspirar
y pienso en lo mucho que te pude amar
pero al tú huir al otro lado de mi mar,
preferí morir, y mis suspiros darlos al mar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario