martes, 10 de junio de 2014



Y se asombra mi sonrisa cuando me brillas en la mirada, cuando estando tan lejos esa distancia se rompe en un suspiro y ya no es distancia, es solo un camino, un horizonte donde visualizo mis pasos siguiendo tus huellas en forma de abrazos.
Aún recuerdo cuando mis noches se teñían de una gris grieta que gritaba silencio, mientras se fragmentaba en mil lágrimas, aún recuerdo cuando mis cobijas llenas de sal parecían un mar llorando por la soledad, aún lo recuerdo y no pareciera que fuera yo.
Ahora me miro en el espejo de mi alma y estás tú, en forma de sonrisa que me empaña los desastres y con ellos construyes mi existencia, mi ser y me doy cuenta qué débil soy cuando estoy sin ti.

¿Y tú, como haces para que mi muerte parezca vida?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario