jueves, 6 de octubre de 2016




Un silencio contigo


Un silencio contigo
de la calma de tus labios, alivio.
Danza un desasosiego incauto
por la mudez de tu abrazo.
Nunca decimos lo que nos mata,
pero se vive lo que se calla.
Estando tan cerca y no lo gritamos,
estando tan lejos y lo murmuramos… al cielo.
Pasamos cada tiempo abrochando candados,
liberando las alas de un mutismo cansado,
como si guardar el secreto,
no pesara tanto.
Y si nunca me lo dices,
cruzaremos el abismo de los labios,
no importa caer
si al tocar fondo se delate
un cobarde “te amo”
o un extraviado “te quiero”,
no importa asumir el precipicio,
si otra vez se palpa la sórdida voz
de este placentero silencio, contigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario